viernes

Cuando el DLC era gratis: Recordamos la época de los Cheats

Cuantas veces pagaste por contenido adicional en tu videojuego favorito, por ejemplo la armadura para tu caballo en Oblivion, o que me dices de el modo “Hard” en el fabuloso Zelda Breath Of The Wild, ¿pero recuerdas esa época en la que el contenido adicional en realidad era parte del juego final, esos viejos tiempos cuando los desarrolladores buscan la forma más divertida para que nosotros descubriéramos todo ese material extra?, si, nos referimos a los famoso cheats, esos códigos que nos servían para desbloquear personajes o realizar trucos. Como olvidarnos si nos llenaban de alegría, y lo mejor de todo… eran gratis.


Pero que te parece si hacemos una pausa y regresamos a los tiempos actuales y hablamos un poco del DLC… digo, para comparar. Si analizamos el dlc, la gran mayoría está en contra pero curiosamente las compañías siguen obteniendo millones por esta practica, el colmo de todo esto es que los desarrolladores ya se acostumbraron a vendernos basura, recordemos nuevamente la armadura para tu caballo en Oblivion y los 3 billetes verdes que tenias que pagar si la querías en el juego, en un RPG esta debería de encontrarse al derrotar a un jefe, o que me dices al explorar una caverna.

 Pero eso no es todo, recuerdas los 44 skins disponibles en día 1 para Evolve, o cuando Capcom puso a la venta colores para sus personajes en Street Fighter, o aquellos bikinis que se pagaron a precio de oro en Dead or Alive, ¿NO? Entonces preparate por que lo fuerte viene ahora, pues Capcom te cobraba para ver el final en Asura´s warth como parte de un dlc, pero Sega no se quería quedar atrás pues en el que posiblemente sea el DLC más despreciable de todos los tiempos, puso a la venta 25 vidas adicionales en Sonic Lost World.


Ahora regresemos a los viejos tiempos, sí, a la tan mencionada vieja escuela. En esta época dorada las cosas funcionaban de manera muy distinta, claro, había de todo no creas que no, pero digamos que el motor principal era la pasión. En esos días introducir una secuencia de botones nos daba posibilidades infinitas, además de otorgarle a los juegos una rejugabilidad sin igual. 


Con los cheats, trucos o códigos podíamos obtener nuevas armas, nuevos personajes ocultos así como dotar al protagonista con nuevas habilidades, realmente era grandioso… nunca olivaremos el truco en Metroid de NES que nos permitió conocer la verdadera identidad de Samus Aran, disfrutar del inigualable NBA Jam con el presidente de los Estados Unidos o con las mascotas de los equipos, desbloquear aquellos clones de Galaga en Mortal Kombat, o el siempre cool modo boliche en Primal Rage… 

¡Hasta demos podíamos disfrutar en aquellos tiempos gracias a los cheats!, seguro te acordaras de que Crash Bandicoot te permitió darle un probada a Spyro, pero lo más increíble fue hacernos invencibles gracias al Código Konami, el truco rey de los videojuegos… sin duda la mejor época. ¿Con que modalidad te quedas? Nosotros preferimos recordar que hubo un tiempo en el que los contenidos eran gratis, un momento en la historia en el que la pasión de los desarrolladores fluía en una fuente inagotable de creatividad.. y la verdad queremos que regrese. !Nos vemos en la próxima!

0 comentarios:

Publicar un comentario