martes

Pedi un SNES y me trajeron un NES !


La historia que les contare a continuacion es uno de los recuerdos mas comicos que tengo . Alguno de ustedes recuerda la primera vez que pidieron una consola de videojuegos en navidad ? Yo si , y tengo que contarles que fue una experiencia incomprensible para un niño de 10 años .

Todo comenzo en la víspera de navidad cuando mi  hermano y yo estabamos haciendo la lista de regalos que incluiríamos en la carta a Santa Claus , de todos los juguetes que se nos ocurrieron destacaba uno en particular : era un Super Nintendo que como todos saben era la consola reinante en esa epoca , no teniamos ninguna duda , queriamos a como diera lugar la "nueva" consola de Nintendo.

Imagínense ustedes la emoción con  la que vivimos mi hermano y yo durante las vacaciones , lo unico en lo que pensabamos era en nosotros sentados frente al televisor de la sala jugando el dia de Navidad en pijama y sin ninguna preocupación . Asi pasaron los dias comportándonos como nunca antes , ayudabamos a mi mama en cualquier cosa que nos pidiera , llegando temprano a la casa despues de jugar con los amigo en la calle , en fin , todo lo que un niño bien portado tiene que hacer.

El dia esperado habia llegado , un lustro parecia haber pasado para nosotros , pero por fin nuestra recompensa estaba a unas horas de sernos entregada . La casa era un caos , los primos y los tios volaban por doquier cual inicio de "Home Alone" . Las señoras en la cocina preparando la cena , el pavo y demas variedad de viandas no podian faltar , los chicos y los jovenes en lo nuestro : jugando en el parque , quemando hormihgas y lanzando piedras a los camiones ( como veran , los buenos modales solo los mostrabamos en frente de nuestros padres ) , sin darnos cuenta el sol se oculto , era hora de regresar , bañarse y alistarse para la noche buena .

Entre risas , caras felices y chascarrillos el reloj casi marcaba la media noche , mis padres nos dijeron que era hora de dormir , por que de lo contrario Santa Claus no llegaria  y nos despediríamos de los regalos , sin chistar nos fuimos a la cama . Sin poder dormir fue que pasamos alrededor de trinta minutos en el cuarto hasta que -créanmelo o no - una risa demasiado familiar llamo nuestra atencion , no podiamos equivocarnos , era la risa de Santa , raudos nos levantamos y salimos a la sala , donde todo la familia aun  bromeaba , comia  y bebía y al mirar a la puerta de la casa , esta se estaba cerrando pero alcanzamos a mirar una vestimenta roja - ¡ se los juro ! - Rapidamente nos dijeron que Santa habia venido y que habia dejado los regalos , fuimos hacia ellos y cual es nuestra sorpresa que en lugar de un explendido Super Nintendo habia una caja de carton sin "tapa" , en cuyo interior se encontraba un NES sin envoltura , con dos controles y sus "cordones" enrollados , ademas de la pistola para jugar Duck Hunt habia unos cuantos juegos nuevamente sin caja , como quien dice , el puro cartucho .

¡ Mi hermano y yo nos volteamos a ver con incredulidad , como era posible que Santa se hubiera equivocado ! Unos meses despues entendimos el por que.

3 comentarios :

  1. jejejeje Buena historia que recuerdo con coraje y algo de comicidad !! XD

    ResponderEliminar
  2. JAJAJAJAJA BUENAZA!!

    ResponderEliminar
  3. jajajaja que suave, el santa en la fayuca!

    ResponderEliminar