Header Ads

Review: The Legend of Zelda: Spirit Tracks [DS]

¡Hola, chavos! Hace casi una semana obtuve mi juego de Zelda: Spirit Tracks. Apenas hoy logré vencer al jefe final del juego, así que creí que sería una buena idea hacer un review.

Desarrollado por: Nintendo EAD ¿Online?: No
Publicado por: Nintendo Fecha de salida: 07 de diciembre de 2009
Género: Acción aventura Clasificación: E10+
Calificación: 13.5/14

The Legend of Zelda: Spirit Tracks (ゼルダの伝説 大地の汽笛 Zeruda no Densetsu: Daichi no Kiteki) es el más reciente título en la franquicia Zelda. Salió como una secuela para Phantom Hourglass [DS] que a su vez fue una secuela a The Wind Waker [GCN]. Cuando, en el GDC (Game Developers' Conference) del año pasado, mostraron el primer video, me quedé con los ojos cuadrados: vi por primera vez a Link montado en una ferrocarril.

Eso nos mostraba que la tecnología estaba avanzando en el mundo de Hyrule. En Ocarina of Time, Link viajaba a caballo. Llegó el GameCube, y con él, The Wind Waker. Link viajaba en una pequeño bote de vela. Recibimos al DS, y vino Phantom Hourglass. Fue un juego bastante simple y básico, aunque las velas habían sido reemplazadas por un nuevo invento: los motores a vapor. Ahora, con Spirit Tracks, una nueva maravilla tecnológica ha llegado: los trenes a vapor.Por fin, después de 14 juegos, la Princesa Zelda acompaña a Link a través de la mayor parte de su aventura. En realidad, nos acompaña su espíritu. Aquí es donde comienza la historia. Cuando las Spirit Tracks (que en realidad son cadenas que mantienen al jefe final atado bajo tierra) empiezan a desaparecer. Zelda le pide a Link llevarla a la Torre de las Almas para investigar qué es lo que está pasando. En el camino se encuentran con el Canciller Cole, quien mata a Zelda y se lleva su cuerpo. De regreso en el Castillo, Link ve al fantasma de la Princesa y la sigue. Ahora, es el deber de Link vencer al Rey Demonio Malhadus y recuperar el cuerpo de Zelda.
Tal como Phantom Hourglass, Spirit Tracks tiene un "Calabozo maestro", esta vez siendo la Torre de las Almas. A diferencia del Templo del Rey del Mar, en el que debías jugar miles de veces los primeros pisos, para llegar al piso que debes, en la Torre de las Almas puedes llegar a tu destino a través de una escalera de caracol central. Eso es una gran mejora, pues a muchos, como a mí, no nos gustaba pasar tanto por los mismos pisos.
Otra cosa sobre la Torre de las Almas es poder controlar a los Espectros que ahí habitan. Considero que la Torre de las Almas es donde realmente están los puzzles difíciles. Los calabozos no se comparan en nada a la Torre. Normalmente hay que usar a los Espectros para resolver los puzzles, pero también cuentan los que necesitan ser resueltos para tomar el control del Espectro que necesitas.
Los calabozos están muy bien hechos, los puzzles, aunque no tan difíciles como los de la Torre, si te pueden llegar a dar dolor de cabeza. Tienen mucho más detalle que en PH. Los objetos son realmente bueno. El arco y el boomerang no podían faltar, pero también hay tres completamente nuevos: el Vórtice del Viento, el Látigo y el Báculo de las Arenas. De estos tres, mi favorito es el látigo.
Casi se me olvida. El tren es una de las mejores adiciones que tiene el juego. Es muy divertido manejar el Tren de los Dioses, mientras destruyes enemigos con el cañón y cambias de dirección (obviamente en las bifurcaciones) para evitar a los Trenes Bomba. Como era de esperarse, le podemos cambiar las partes del tren, como con el "S.S. Linebeck" de PH.

El gameplay se mantiene casi igual al de PH, aunque un poco retocado. Hubo unos cambios, como la forma de hacer que Link ruede. Ya no se hace dibujando pequeños círculos, sino tocando dos veces la pantalla.

Este no podría ser un review completo si no hablara del multiplayer. El modo multijugador de este juego está mucho mejor que el de PH. Ahora, en vez de llevar las pesadas Gemas, simplemente las recolectas como si fueran rupias. Y los otros jugadores hacen lo mismo, en lugar de controlar Espectros. Aquí los Espectros son controlados por el juegos.Finalmente quiero decirles que no deben apurarse al jugarlo. La música está simplemente exquisita, así que disfruten esos mágicos momentos. Además, no hay forma de que los terminen en un día, pues contiene aproximadamente 30 horas de historia, y tiene varias "side-quests" bastante largas, que los mantendrán entretenidos por un buen rato. Por cierto, esperen el soundtrack en un futuro no muy lejano. Cuando pueda, lo pondré aquí en El Otaku.

Calificaciones:
Gameplay: 2/2
Historia: 2/2
Calabozos: 1.5/2
Multiplayer: 2/2
Replay value: 2/2
Gráficos: 2/2
Música: 2/2
Total: 13.5/14